Ventajas de ser una persona optimista

Ventajas de ser una persona optimista

En este post conoce cuales con las ventajas de ser una persona optimista. El optimista es capaz de ver el mundo en todas sus dimensiones, con sus luces y sombras, con sus alegrías y dificultades. Lo que hace optimista al optimista es el patrón de actitud con el que se enfrenta a esta escala de grises.

El optimista inteligente sabe que la vida está compuesta de momentos dulces y amargos, pero tiene la convicción de que los momentos amargos se pueden superar. Que las dificultades son transitorias y circunstanciales. Piensa incluso que superar esas dificultades le puede ayudar a ser más fuerte y más sabio. Y de esa forma conseguir sus objetivos con más eficacia.

Ventajas de ser una persona optimista

El optimista sabe que la vida no es ni una misión imposible llena de obstáculos y desgracias, ni un camino de rosas lleno de cosas maravillosas. Valora las cosas en su justa medida. Sabe que las cosas que dependen de él que cambien, las puede cambiar. Y hará todo lo posible por cambiarlas. Porque confía en cambiarlas. Y confía en sus propias habilidades para cambiarlas.

El optimista confía tanto en sus propias capacidades como en las de otros, o en la flexibilidad del entorno o de sí mismo para amoldarse a sus necesidades.

El optimista acepta la realidad, pero cree que las cosas pueden mejorar. Esto le lleva, a veces inconscientemente, a adoptar comportamientos que provocan que las cosas mejoren.

Lo más increíble de esta actitud es precisamente eso. Que provoca acción. Y, estadísticamente, cuanto más haces, más posibilidades tienes de obtener buenos resultados. O al menos, de obtener resultados, que aunque sean erróneos, te ayudarán a aprender de tus errores, de nuevo gracias a esa actitud optimista.

El optimista se centra en lo que depende de él. En lo que puede cambiar. Y se da cuenta de que casi todo lo que se puede cambiar está en uno mismo. En lo que uno hace. Por eso destierra la queja de su vocabulario. La queja y la pasividad. El optimismo es una actitud de acción, no de ver las cosas de color de rosa desde un sillón. Una persona optimista hace, se arriesga, se equivoca, se cae, se levanta. Asume que las cosas pueden mejorar. No niega la posibilidad de mejora del mundo y de sí mismo.

El optimista contagia con sus acciones y su ejemplo a los demás. Arrastra. Es otra de las
razones por las que consiguen sus objetivos. Porque arrastran consigo una cuadrilla de
seguidores que les ayudan en sus propósitos.

Convierte en una persona optimista

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Ventajas de ser una persona optimista puedes visitar la categoría Liderazgo.

Subir